COMPARTIR:

La actitud es el punto de partida de cada una de nuestras acciones y nuestra actitud depende de cómo aceptemos lo que sucede en nuestra vida. En otras palabras, la actitud es la vestimenta que elegimos cada día para salir a vivir. 

Cada quien decide, y hay ejemplos maravillosos como el de María.

María no tuvo la misma dicha que la mayoría de las personas tienen al nacer. Desafortunadamente, nació con algunos problemas en su cuerpo que han impedido que sus piernas se desarrollen adecuadamente. María no camina y toda su vida se ha movido en una especie de patineta o monopatín que le han adaptado.

María ha sabido superar sus adversidades y ha procurado ser lo más feliz posible sin importar que sea tan diferente.

Hoy, María es una persona de éxito, además de ser una gran hija y una gran amiga, es una gran estudiante que concluyó sus estudios universitarios en Administración de Empresas.

¿Fue fácil? Por supuesto que no, María ha tenido que afrontar las inmensas dificultades que se le presentan día con día para trasladarse por una ciudad que esta hecha para los que caminan.  

Un buen día, ella decidió aceptarse y quererse tal como es, aún y cuando quería ser como los demás, también decidió que ningún reto iba a ser lo suficientemente grande como para al menos no intentarlo.


imagenprueba


Por supuesto que no es fácil, nada fácil… Y tampoco es algo exclusivo de quienes tienen alguna discapacidad, ¡No! todos enfrentamos diariamente el reto de aceptarnos como somos, de transitar por el camino que nos han puesto con todo y sus características… nos gusten o no.

María seguramente tuvo momentos muy “bajos”, en los que debe haber estado terriblemente enojada por no poder caminar y desplazarse como los demás, y seguramente esos momentos difíciles fueron los que la impulsaron a convertirse en quien es.

No debemos conformarnos con el desaliento y la resignación de no ser lo suficientemente alto o bajo, rico o pobre, inteligente o creativo... ¡Hay mil razones para quejarnos de lo que no somos o no tenemos!

Es precisamente en esos momentos “bajos” de nuestra vida en los que debemos encontrar nuestra auto-aceptación, reconocernos con nuestras virtudes y nuestras limitaciones, vernos en todos los espejos posibles y sobre ellos iniciar el camino para construir el mejor “yo” posible.

Accede nuestro blog y te invitamos a leer:

  • ¿Qué tan dispuesto estás a ser mas resiliente?
  • Creer en uno mismo y repetirlo constantemente.

También te recomendamos, de la sección Recursos, revisar el video:

  • La actitud es una decisión. 

Temas relacionados: #resistencia #autoestima #actitud #dificultades #adversidades #tomadedesiciones #aceptación



imagenprueba



Temas relacionados: #resiliencia #autoestima #actitud #dificultades #adversidades #tomadedecisiones #aceptación